La UNR entregó su máximo título a la teóloga y funcionaria vaticana para América Latina.

La Universidad Nacional de Rosario homenajeó con el título de Doctora Honoris Causa a la Emilce Cuda. El acto se llevó a cabo en el Espacio Cultural Universitario (ECU).

El rector Franco Bartolacci le dió la bienvenida a la Universidad a Emilce Cuda y valoró su recorrido y trayectoria. “Se pone en evidencia la magnitud de la homenajeada, por eso como Rector de la UNR, es un gusto poder recibirla en nuestra casa y que se incorpore formalmente al cuerpo de profesores y profesoras. Muchas veces la Universidad termina siendo un palacio de saberes clausurados y se reproducen lógicas con las que no estamos de acuerdo. Por eso, buscamos abrir la Universidad, y cuando las instituciones deciden reconocer a alguien dice mucho de la persona pero mucho de sí mismas. Hay en el reconocimiento también un mensaje de los valores que esa institución asume y potencia”.

En ese sentido, Bartolacci destacó que la Universidad debe ser un dispositivo que ayude a transformar la vida de la sociedad y que esté comprometida con los desafíos de su tiempo. “Requiere de un esfuerzo para cumplir con lo que entendemos que es la misión de una institución que es hija de dos procesos políticos culturales que sacudieron la nación, y por lo tanto requiere asumir el lugar que la hora indica para hacer su aporte”, y agregó: “Como sabemos que hay muchas personas que la están pasando mal y estamos convencidos que hay que recuperar una forma más amorosa de transitar el mundo, decidimos reconocer a personalidades que en su testimonio de vida los levantan como bandera. Por eso, gracias Emilce de corazón por tu testimonio de vida”. 

El rector Bartolacci le entregó a Emilce Cuda el máximo reconocimiento de la UNR
El rector Bartolacci le entregó a Emilce Cuda el máximo reconocimiento de la UNR

Durante el encuentro, se llevó a cabo la lectura de un mensaje del Papa Francisco, en el cual felicitó a Emilce Cuda por su reconocimiento y la Universidad Nacional de Rosario por impulsar este homenaje. 

Se trata de un doctorado promovido por la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales con el apoyo de las organizaciones de trabajadores, un campo que ha sido foco de la reflexión teológica de Emilce Cuda a lo largo de su carrera teológica.

El doctorado es en reconocimiento al trabajo académico realizado, desde los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, y a partir de la realidad de las relaciones del trabajo en América Latina, en defensa del trabajo digno, en línea con el actual magisterio pontificio del Papa Francisco.

“Es un honor poder otorgarle este título a Emilce, su faz política es lo que nos llevó a presentar al Consejo Superior la propuesta de otorgamiento de este reconocimiento. Los aportes de mérito de la nueva Doctora Honoris Causa son fundamentales en el ejercicio y defensa de la democracia y derechos humanos”, aseguró Darío Maiorana, quién ofició de padrino de Cuda, y sumó: “Además de los méritos académicos, ha demostrado en el recorrido de su vida convicción política y trabajo para tratar de modificar la realidad, una que como sabemos todos que es altamente desigual por el accionar y la avaricia de tantos. Son personas como ella las que intentan enderezar esta realidad en función que, a partir de la dignificación de la persona humana, cada vez tengamos mayor ejercicio de los derechos humanos”.

Emilce Cuda nació en 1965 en Buenos Aires. Es teóloga especializada en moral social católica, profesora universitaria y oficial de la curia romana.

Descripta como “la mujer que sabe leer al papa Francisco”,​ es conocida por interpretar las enseñanzas del Papa a través de la Teología del pueblo,​ el pensamiento latinoamericano y su propia exposición nativa al medio cultural del Papa Francisco. Es la primera mujer laica argentina en recibir un doctorado pontificio en teología moral.

Autoridades con Cuda en el ECU
La ceremonia se produjo en el Espacio Cultural Universitario.

Cuda agradeció emocionada el reconocimiento por parte de la UNR y la amabilidad con la que la han tratado en su estadía en Rosario. “Me honra el mensaje del Papa Francisco, donde no solo me está reconociendo como colaboradora sino también a la Universidad Nacional de Rosario. Los teólogos pontificios no tienen título civil y no pueden dar clases en ningún lugar del mundo. Argentina, gracias a la gestión de las facultades teología, tenemos un reconocimiento público y título civil, lo que nos da posibilidad de concursar cargos en Universidades Nacionales. Por eso, me siento privilegiada por este reconocimiento”. 

Estudió Filosofía en la Universidad de Buenos Aires, Ciencia Política en Northwestern University, y Economía y Negocios en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales. 

Es profesora asociada por concurso público en la Universidad Nacional Arturo Jauretche; profesora interina de la Universidad Católica Argentina y de la Universidad de Buenos Aires; y profesora asociada invitada de St. Thomas University, Houston.

“La teología tiene que aprender a dialogar con el mundo secular, sin permitir la ideologización de los símbolos de la fe, utilizados con motivos políticos en contra del pueblo. El reconocimiento de la Universidad Pública a la teología es muy importante”, explicó la homenajeada.

Darío Maiorana fue el padrino del Emilce Cuda y valoró su compromiso con los derechos humanos.

Fue profesora invitada de Boston College University, Northwestern University y De Paul University en  Estados Unidos. Es miembro del equipo profesional consultor de la Conferencia Episcopal Latinoamericana y del equipo de especialistas internacionales del programa “The Future of Work’. Labor after Laudato Si”, de la Comisión Internacional de Migraciones Católica, Ginebra. 

Actualmente, coordina el GT internacional de CLACSO: “El futuro del Trabajo y Cuidado de la Casa Común”. Ha participado en diversos congresos internacionales, tanto en América, como en Europa y Asia, y ha realizado diversas publicaciones en revistas científicas sobre trabajo y política. Su último libro es “Para leer a Francisco. Teología, Ética y Política” en 2016. 

Los movimientos populares son uno de los objetos de Cuda, buscando ayudar a entender cómo se originan, y cómo atendiendo estos desafíos podemos contribuir a hacernos cargo de esos clamores de los cuales los movimientos populares son sujetos activos”, como reconocía recientemente la secretaria de la Pontificia Comisión para América Latina.

Periodista: Gonzalo J. García/Fotógrafa: Camila Casero.