04 de Diciembre 2021

Noticias

28/03/2012

De kelpers a ciudadanos británicos

Bruno Bologa reflexiona sobre colonialismo e identidad en las Islas Malvinas


 



 

por Bruno Bologna *

 

El colonialismo inglés ha dejado su huella en distintos  lugares del mundo. Debemos recordar el mandato dado por la Sociedad de Naciones al Reino Unido para administrar Palestina. Retirándose antes del tiempo establecido, dejó una región que hasta el presente no encuentra solución. Las otras herencias del colonialismo inglés se pueden apreciar en la división entre India y Pakistán que luego de varias guerras ha dejado en la zona dos potencias nucleares de importancia.  En contra de una resolución de Naciones Unidas traslada una población de 2.500 personas,  establecidas en Diego García,  a la isla de Mauricio a fin de crear una base militar norteamericana. Por supuesto no se aplicó el principio de autodeterminación. En nuestro país recordemos el intento inglés de apoderarse del Virreinato del  Río de la Plata en 1806 y 1807 y de nuestros ríos interiores.  

 

La eliminación del colonialismo ha sido uno de los objetivos de las Naciones Unidas. Es por ello que en 1960 se aprueba la resolución 1514 que establece cuáles son los medios para lograr ese  objetivo. El Art. 2 establece: “Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación, en virtud de ese derecho, determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural”. 

 

Pero este principio tiene una excepción incluida en el Art. 6 que expresa “Todo intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas”.

 

El jurista uruguayo Gros Espiell dice: “La integridad territorial del Estado Argentino fue rota por la agresión británica de 1833 y una parte de su territorio fue escindida, de hecho, del territorio nacional. Por lo tanto el respeto del principio de libre determinación, tal como ha sido regulado por las Naciones Unidas, obliga a reintegrar ese territorio –en el que no vive un pueblo- a su legítima soberanía, para que el pueblo del Estado Argentino ejerza su derecho de libre determinación en todo el territorio del Estado”.

 

Así lo interpretó Naciones Unidas al aprobar el 16 de setiembre de 1965 la resolución 2065 por la cual se reconoce “la existencia de una disputa entre los gobiernos del Reino Unido y la República Argentina acerca de la soberanía de dichas islas” (Malvinas) e invita a los gobiernos a “proseguir sin demora las negociaciones”. Contrario sensu la ONU hubiera recomendado, como en otras ocasiones, que la potencia colonial arbitre los medios para que ese territorio logre su independencia por procedimiento de la libre determinación.

 

Otro aspecto importante de la resolución 1514 fue la creación de un Comité de Descolonización para el seguimiento del objetivo de eliminar las colonias existentes en el sistema internacional después de la II Guerra Mundial. Se debe agregar que el país que más colonias tiene todavía dispersas por el mundo, a consideración en ese Comité, es el Reino Unido

 

El 2 de abril de 1964 los miembros electos del Consejo Legislativo de las Islas Malvinas habían transmitido al Gobierno Británico su deseo de continuar siendo colonia de ese país. Igualmente habían manifestado por nota al Comité de Descolonización de Naciones Unidas, en el mismo año, “estar orgullosos de ser ciudadanos de una colonia británica y expresaban su deseo de mantener y reforzar sus lazos con el Reino Unido, así como su firme oposición a toda asociación constitucional con una potencia extranjera”. El 21 de diciembre de 1977, viendo el estado de vasallaje de esta colonia, es que el Reino Unido incluyó en la delegación británica ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, a representantes de las islas, a pesar de la protesta de Argentina que argumentaba que Naciones Unidas hablaba de negociaciones bilaterales entre Argentina y el Reino Unido.

 

Luego de la guerra de 1982 los excluidos del Reino Unido fueron considerados súbditos británicos. Si quieren ser ciudadanos británicos por qué enarbolan una bandera ilegal que no es reconocida por la comunidad internacional. 

 

 

* Director de la Maestría en Integración y Cooperación Internacional de la U.N.R. Investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).  Director del Centro de Estudios en Relaciones Internacionales de Rosario (CERIR).

 

Este artículo se publicó como contratapa del diario El Ciudadano el día miércoles 28 de marzo. 


  • Periodistas: