23 de Enero 2022

Noticias

02/12/2021

En sus 10 años, el Programa de Universidad Abierta para Adultos Mayores cierra el Ciclo Lectivo 2021

La iniciativa que se viene desarrollando desde el 2011, este año transcurrió entre contextos virtuales y de presencialidad.


 



Este programa universitario se implementó en el año 2011 acumulando, desde entonces, una variada y nutrida  actividad académica. En el año de su décimo aniversario, el Programa Universidad Abierta para Adultos Mayores realiza un balance de este nuevo ciclo lectivo que contó con más de 30 propuestas de cursos, abiertos a la comunidad. Si bien se comenzó a principios del mes de marzo, a raíz de la situación epidemiológica que la ciudad atravesó durante el 2021, tuvo como particularidad de convivencia de formatos clases virtuales y presenciales, a partir de septiembre.


La grilla de actividades contó con una amplia cantidad de temáticas que fueron desde arte, literatura, filosofía e historia, hasta psicología, geología, jardinería y sexualidad.  Como siempre el objetivo de la oferta es adaptar contenidos académicos de las diferentes unidades académicas de la UNR a un público más extenso y acompañar a las personas que asisten a las clases.

A partir de las modalidad virtual, desde el equipo del Adultos Mayores UNR, resaltaron la posibilidad que le brindó a la comunidad de sumarse de diferentes puntos del país. Entre los más de 5.000 inscriptos de este ciclo lectivo, había personas cursando no solo desde otras localidades de la provincia y regiones del país sino también de países como España, México, Brasil, Estados Unidos, Colombia y Uruguay. Vale aclarar que luego de retomarse la presencialidad, quienes no pudieron asistir por las dificultades propias de la distancia continuaron el cursado a partir del nuevo formato híbrido establecido por la UNR en sus actividades.

Algunos de los docentes compartieron sus apreciaciones sobre el desenvolvimiento de la propuesta este año:

“La virtualidad y comunicarse a partir de lo que es el acceso a las redes, favorecieron que aquel que se tenía que quedar en su lugar de estancia pudiera de todos modos conectarse y continuar con los cursos. El retorno a la presencialidad por fin se dio este año: pudimos volver a vernos, quizás ahora con los barbijos, pero entendiendo que es una ayuda para proteger la salud y más que nada poder favorecer el lazo del encuentro.”, recuerda Fernanda Fernandez, docente del programa, “Creo que volver a la presencialidad ha sido el mayor logro que ha tenido este programa, se abrieron múltiples espacios con gente de múltiples lugares donde no pensamos que íbamos a tener tanta llegada”, reflexiona Fernanda, que es también psicóloga y docente de la facultad de psicología.


Natalia Biancotto, quien coordina El Club de Escritura Lúdica y miembro de grupo de docentes desde la fundación del programa, comenta: “Tuvimos que experimentar la modalidad online que en principio fue muy dificultosa para quienes no tenían el acceso o las habilidades, la costumbre, de manejarse con la tecnología. Si bien pudieron ir incorporando esas habilidades y la cosa empezó a fluir un poco mejor, esta modalidad dejó afuera a muchos de los alumnos históricos del club.”. También comenta que “El encontrarse en la materialidad del espacio, en la complicidad con el otro, con la risa, con las miradas, son componentes fundamentales de la experiencia educativa en la Universidad para Adultos Mayores y lamentablemente Meet lo permite en muy menor medida. Cuando volvimos presencialidad fue realmente una fiesta, algo muy emocionante. Fue muy esperanzador y nos dio muchas energías renovadas para volver a lo que en verdad necesitábamos, que era estar cara a cara, compartir un texto, tocar los papeles, compartir risas, interrumpirnos y compartir todo esa emoción de los cuerpos presentes”.

Por su parte, Mariela Ristorto detalla: “La experiencia ha sido sumamente gratificante, han participado del curso personas que viven en La Plata, en la Ciudad de Buenos Aires y en Nueva York. A pesar de la falta del contacto, del afecto, del compañerismo que se generan en las clases presenciales, se pudo generar un buen diálogo, se generaron debates e intercambios de ideas y bibliografía vía e-mail o el WhatsApp que hemos creado hace 5 años con un grupo de alumnos.” Además no puede dejar de recordar: “el día que tuvimos la clase presencial fue muy emocionante porque volvernos a ver fue muy emocionante. Muchas de las alumnas hace años que están haciendo el curso, por lo que hay una relación de afecto, de amistad.”


  • Por Natacha Goity

+Info

Secretarias

ARG. 1.5º Informe de Política nro. 9

  • 27 de Diciembre 2021
Secretarias

Informe diagnóstico Plan UNR Feminista

  • 23 de Diciembre 2021