28 de Noviembre 2020

Noticias

13/11/2020

Pensamiento colectivo: Educación

La educación en el marco de la pandemia fue uno de los temas debatidos en las XIV Jornadas de Ciencias, Tecnología e Innovación de la UNR.


 



En el marco de la pandemia de Covid-19 que nos toca atravesar, la educación en general y la superior en particular, se encuentran en el centro del debate y la reflexión urgente.  En un espacio que plantea el abordaje desde distintas aristas, conversaron sobre este tema estratégico los y las docentes investigadoras/es de vastos recorridos: Silvia Serra, Ángel Riva, José Tranier y Anabella Busso.

Anabella Busso, politóloga, docente investigadora de la Facultad de Ciencia Política de la UNR  y del Conicet, comenzó contando la experiencia pedagógica y de investigación de este año dentro de su equipo: "Los jóvenes primero aportaron fluidez con el uso de la tecnología, pero tengo que reconocer que la tarea de los docentes fue significativa, le puso nivel de contención. Hubo confluencia de dos generaciones distintas".

Afirmó que el vínculo con los estudiantes se mantuvo activo aunque no tuvo el mismo rendimiento en todos los niveles. “Tengo la perspectiva de que transitaremos a una experiencia mucho más mixta, que no será toda virtual o toda presencial y tendrá que ser moderada para que no altere la tarea de los docentes”.

Silvia Serra, profesora en Ciencias de la Educación e investigadora de la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR dijo que “aunque tengamos muchos años en la Universidad, este escenario nos sorprendió a todos”. Se refirió a tres problemas propios del campo educativo: los vínculos, las regulaciones de tiempo y espacio y la enseñanza a través de la tecnología. “Tres dimensiones sobre las cuales la cuarentena ha tenido efectos”.

La investigadora separó las prácticas de nivel superior de otras dado que los estudiantes son adultos y eso hace que los debates de la autonomía y los modos de acceder al conocimiento se jueguen en un registro muy distinto de las infancias o  las adolescencias. Consideró que un aprendizaje que deja este año es propiciar más autonomía y la tecnología ofrece caminos para eso. De todos modos afirmó que “hay cuestiones que no resuelve un tutorial o clase grabada y  los estudiantes no pueden resolver solos. No todo se aprende por correspondencia”.

Sostuvo que lo que más afectó el escenario pandémico fueron las regulaciones del espacio y del tiempo: “La posibilidad de encontrarnos hace que podamos tomar una distancia de la cosa doméstica donde se juegan desigualdades. La institución nos permite alejarnos de la cotidianeidad del os objetos y pone al estudiante en la posibilidad de aprender.

En relación al tercer eje, dijo que "mirábamos a las tecnologías como parte de los horizontes futuros y ahí aparecía cierta idea de que podían reemplazar muchas cuestiones. Creo que en este año, en algún punto, se echaron por tierra esas ideas, la felicidad de un posible reemplazo". Expresó que “los escenarios que se vienen son mixtos: el físico con el virtual. Esa multiplicidad nos va a llevar a tomar muchas decisiones como docentes”.

Para Serra, a veces no ponderamos lo suficiente lo que significan las universidades como ámbitos de encuentro con los docentes y con los pares. “Quizás las nuevas prácticas de enseñanza tengan que ver con las agendas de investigación para saber qué nos pasó. Creo que aprendimos mucho, hicimos mucho más de lo que suponíamos podíamos hacer .”

Jose Tranier, Doctor en Educación, docente e investigador Facultad de Humanidades y Artes de la UNR propuso: “Tenemos que prestar atención a las reconfiguraciones políticas que ingresan al mundo de la escuela. La pandemia es instituyente, disruptiva, indolente, narrativa y evaluadora".

Sostuvo que la pandemia ha hecho algo indolente, puso en evidencia la urgencia de pensar en el presente, dio un status de legitimación a las prácticas existentes que a la fuerza irrumpen y se ponen en el presente. Eso genera una visibilidad mayor a problematizar en la formación docente intentando rupturizar el canon. “La pandemia como lugar disruptivo, nos obliga a evaluarnos a nosotros mismos, afrontar un proceso inconcluso y siempre provisorio”.  

 

 


  • Periodistas: Victoria Arrabal