26 de Octubre 2021

Noticias

11/12/2017

Juegos, en una Mente Brillante

Este artículo se vale de la película “Una mente brillante” para introducir la teoría de los juegos en la vida real, y así entender cómo actuar estratégicamente.


Tags: teoría de los juegos John Nash una mente brillante  



Por Mg. Germán Tessmer

Tenemos que confesar que, si hasta ahora no habíamos utilizado ninguna escena de la tan mentada película “Una mente brillante”, para escribir una nota de esta sección, era simplemente porque nos parecía casi como hacer trampa. La idea de Puente Académico era encontrar economía donde nadie la veía.

Sucede que la relación es tan explícita, que la nota se volvía demasiado fácil. Pero la lección es tan importante que al final no resultaba una opción viable la de evitar el tema. También asumimos que muchos saben quién es John Nash, justamente gracias a la película (y a Russell Crowe, quien lo interpreta). Bueno, en rigor la industria cinematográfica brinda versiones azucaradas, de personas por lo general más complejas (por decirlo diplomáticamente).

Particularmente hay una escena que sitúa al protagonista y a tres compañeros de estudio en un pub norteamericano, posiblemente en las cercanías del campus de la universidad de Princeton. En un momento entran al bar cinco señoritas, una de las cuales, alta y rubia, destaca por su belleza. Inmediatamente la mesa de los estudiantes de doctorado, se convierte en la mesa de los galanes, y la pregunta que flota en el aire es: ¿quién prueba suerte con la rubia? Como el estudiante promedio de doctorado es ferozmente competitivo, la respuesta es todos.

Sin embargo, convenientemente para la trama de la película, Nash razona: “Si la atacamos todos, nos obstaculizamos. Y ninguno de nosotros se la lleva. Así que (después) vamos a por las amigas. Y nos ignoran, porque a nadie le gusta ser el segundo plato. Pero si nadie va por la rubia, no nos obstaculizamos, y no ofendemos a las otras chicas. Victoria asegurada”.

La escena se explica casi por sí sola. El accionar individual, con todos los individuos buscando su mayor beneficio, no siempre conduce al mejor resultado en su forma colectiva. ¡Adam Smith se equivocaba! Esta teoría, que ha sido ampliamente perfeccionada a la fecha, se conoce comúnmente como Teoría de los Juegos. Sin embargo, la frase más importante de la película no es la explicación de Nash, sino la respuesta de su compañero. “Oye, ¿no será una estratagema tuya para quedarte con la rubia?” Y es que el punto principal de la teoría de Nash: no apunta a la posibilidad de llegar a un mejor equilibrio coordinando acciones, sino a las dificultades que surgen para que esto ocurra.

En este artículo seguimos la explicación y dando, en el camino, una introducción para entender algunos puntos principales de la teoría de los juegos.

Ver artículo Ver RepHip


Logo

observatorio.unr.edu.ar

Twitter Facebook Instagram LinkedIn


  • Por Germán Tessmer