25 de Febrero 2020

Noticias

09/12/2019

La canasta básica y los indices de pobreza

La Usina de Datos UNR presentó su primer informe sobre la Canasta Básica Alimentaria en la ciudad de Rosario.


 



Un hogar tipo de cuatro integrantes necesitó $17.033 en el mes de noviembre para comprar los alimentos básicos que cubran sus requerimientos mínimos nutricionales.

La información surge de un relevamiento de la Usina de Datos UNR que se dedica a la producción y análisis de información sobre la realidad social y económica de la ciudad y la región. La misma fue recientemente creada y pertenece a la Dirección de Investigaciones Interdisciplinarias del  área de Ciencia de la Universidad.

El primer informe que presentó la Usina se refiere a la Canasta Básica Alimentaria que es el conjunto de alimentos que necesita una persona, por mes, para satisfacer sus requerimientos nutricionales mínimos. Es definida por el INDEC y procura dar cuenta no sólo de las calorías y grupos de alimentos para garantizar la supervivencia física, sino también los hábitos de consumo.

Dado que los requerimientos nutricionales varían según el sexo, la edad y la intensidad de la actividad física, se toma como referencia a un varón adulto de 30 a 60 años, con actividad física moderada, que se denomina “adulto equivalente”. Pero la canasta básica de un hogar depende de la cantidad, sexo y edad de sus integrantes. De este modo, los hogares cuyos ingresos no alcanzan a cubrir el valor de de esa canasta, según la cantidad de adultos equivalentes,  son identificados como indigentes.

Este método, utilizado tradicionalmente en Argentina y demás países de la región, no busca evaluar la efectiva satisfacción de las necesidades alimentarias sino la capacidad que tienen los hogares de acuerdo con sus ingresos.

Canasta básica alimentaria en Rosario

La medición se realizó durante los meses de octubre y noviembre de 2019 sobre 58 productos de la región pampeana, en 5 cadenas de comercialización: Coto, Carrefour, Jumbo y La Gallega. La quinta refiere al acuerdo de precios entre la Municipalidad de Rosario y la Cadena del Centro, compuesta por almacenes locales.

En el mes de octubre, la Canasta Básica Alimentaria en Rosario tuvo un costo total de $4.085 mensuales para un adulto equivalente, con un requerimiento energético de 2.750 kilocalorías. En noviembre, el costo ascendió a $4.472, lo que representó una variación mensual de 9,5%. Esta fue impulsada fundamentalmente por el aumento del precio de las carnes, cereales y hortalizas. En el caso de que los hogares no hayan aumentado sus ingresos en la misma proporción, se espera que la población bajo la línea de indigencia sea mayor, según indica el informe.

Cabe aclarar que la canasta no incluye la energía, el agua y otros elementos necesarios para lavar los alimentos, cocinarlos, calentarlos y/o conservarlos. Tampoco incluye el resto de los productos y servicios básicos no alimentarios que componen lo que se denomina Canasta Básica Total.

Los rubros con mayor crecimiento, en términos absolutos, fueron: “Carnes” cuyo valor se incrementó $113, “Cereales y derivados” $76 y “Hortalizas” con un incremento mensual de $74. Por otro lado, “Lácteos” disminuyó $31, “Raíces y tubérculos” decreció $7 y “Pan” registró el mismo precio. Los rubros con mayor crecimiento en términos porcentuales fueron “Legumbres” 31,1%, “Cereales y derivados” 26,3% y “Hortalizas” 19,9%

Ejemplos

Un hogar de cuatro integrantes compuesto por un varón de 40 años, una mujer de 35 y dos varones de 17 y 15 años debió tener, en noviembre, un ingreso superior a $17.033 para satisfacer sus necesidades alimentarias básicas.

Uno de tres integrantes; dos mujeres de 30 y 32 años y una hija de 4 años,   debió tener un ingreso mínimo de $9.347. En tanto, un hogar de cuatro integrantes, compuesto por  una mujer de 35 años, y tres hijos de 12, 9 y 6 años,  un mínimo de $13.193.

En relación al poder de compra según los tipos de ingresos, la jubilación mínima ($12.937) permitió que un hogar compre 2,89 canastas básicas alimentarias para un adulto equivalente. La Pensión Universal para Adultos Mayores ($10.350) posibilitó 2,31 canastas y el salario mínimo, vital y móvil ($16.875), 3,77 canastas.

Una Asignación Universal por Hijo ($2.122) permitió que un hogar compre 0,47 canastas básicas alimentarias. El ingreso mensual percibido por esta asignación en el mes de noviembre cubrió el valor estimado para la canasta básica de un niño o una niña de hasta 2 años. En tanto, los valores  mínimos para los de 3 a 17 años se estimaron entre $2.281 y $4.651 mensuales en la ciudad de Rosario.

El Informe fue elaborado por el director de investigaciones interdisciplinarias Agustín Prospitti, la coordinadora general Paula Durán, la coordinadora estadística  Lucía Andreozzi, la referente del núcleo económico Sol González de Cap y los asistentes técnicos Álvaro Scavuzzo, Federico Fabbioneri, Gonzalo Brizuela y Mariana Díaz.

Los profesionales expresaron que la Usina de Datos UNR funcionará como un centro de producción y análisis y será una herramienta de ayuda para comprender una realidad social cada vez más diversa y compleja. Entre los principales objetivos está el de realizar estimaciones propias, sistemáticas y de calidad sobre indicadores demográficos, económicos y sociales de la ciudad como la pobreza, las condiciones de vida, las desigualdades, el empleo, la actividad económica, entre otras.

También se promoverá la realización de una encuesta de hogares a escala Rosario que brinde por primera vez una fuente de información primaria y sistemática que permita caracterizar a la población rosarina, su estructura social y sus estrategias de vida.

Contacto: usinadedatos@unr.edu.ar

Acceso al informe completo


  • Periodistas: Victoria Arrabal
  • Fotógrafos: Camila Casero