19 de Noviembre 2018

Noticias

04/11/2018

Andrés Pociña Pérez fue distinguido con el título de Doctor Honoris Causa

Fue en reconocimiento a su trayectoria en el estudio y la difusión de la tradición griega y latina clásica en la filología, filosofía, literatura y teatro;  y su pervivencia. 


Tags: Honoris Causa logosofía Andrés Pociña Pérez FHyA  



Andrés Pociña Pérez es académico y escritor procedente de Galicia. Se doctoró en Filología Clásica en la Universidad de Salamanca.  Es profesor de filología latina de la Universidad de Granada desde 1976 hasta 1917.   El profesor Pociña Pérez mantiene  una fluida relación académica con la Universidad Nacional de Rosario, a través de la Facultad de Humanidades y Artes, donde dictó cursos, seminarios y conferencias.  

El Rector de la UNR, Héctor Floriani, fue el responsable de tomarle juramento al flamante  Doctor Honoris Causa de la Universidad, Andrés Pociña Pérez.  En la oportunidad  destacó la importancia de que el Pociña formase parte del claustro docente de la Universidad Nacional de Rosario y destacó el hecho de que hace más de dos décadas que el filólogo mantiene una relación académica con la Facultad de Humanidades y Artes, sostuvo que el reconocimiento es un acto de formalización y de reconocimiento por el largo aporte que Pociña Pérez hizo a la UNR. 

La nominación de Pociña Pérez al título de doctor Honoris Causa fue apadrinada por el Decano de Humanidades, José Goity, quien destacó la huella que el filólogo dejó en la comunidad académica de la Facultad, tanto en lo intelectual, como lo académico, humano y personal. El Decano señaló que Pociña, desde principios de la década de 1990, participó de la construcción de un espacio de estudios fundamental en el ámbito de la Escuela de Letras, como es el área de estudios clásicos. 

La laudatio de Pociña Pérez estuvo a cargo de Darío Maiorana, Docente e Investigador en el Área de Estudios Clásicos de la Facultad de Humanidades, quien definió al profesor honorario como "un verdadero humanista" y destacó sus investigaciones  en el campo de los estudios clásicos, de la obra de la poetisa Rosalía de Castro y también estudios en la pervivencia de los clásicos en Europa y América Latina.  Señaló que además Pociña ha hecho un gran aporte a los estudios de género a través del estudio de textos de poetas tanto hombres y mujeres, El trabajo de Andrés Pociña Pérez, afirma Maiorana, ha colaborado en el rescate de la memoria del pueblo gallego y del mundo latino, a través del rescate de autores que conforman la historia del mundo occidental. 

Pociña Pérez agradeció   la distinción de la Universidad Nacional de Rosario y recordó a todas las personas que a lo largo de su vida   lo ayudaron para poder realizar la tarea  que lo apasiona, el estudio y la difusión de los clásicos de la antigüedad greco- latina. 

El acto se realizó en Espacio Cultural Universitario (ECU) y contó con la presencia del Cónsul de España en Rosario,  del presidente de la Federación de Asociaciones Españolas de Santa Fe, el presidente del Centro Gallego de la ciudad y el Director de Relaciones Institucionales del complejo Parque de España 

Luego del acto de distinción, el filólogo brindó una  Conferencia Magistral donde analizó la figura de Medea en la tradición griega y latina.   Pociña Pérez analizó el hecho de que la mitológica sacerdotisa haya asesinado a sus hijos, cuando el padre de estos, Jasón, la abandonó y la desterró de la ciudad de Corintias donde vivían desde hace diez años, para poder casarse con la hija del rey.  "Su  condición de mujer y extranjera quita  a Medea cualquier derecho,  incluso sobre sus hijos, los que debe abandonar cuando Jasón niega su matrimonio " relata Pociña  y señala  " piensen en la condición que muchos de los extranjeros llegan hoy a Europa, como son negados por gran parte de la sociedad,  y consideren si el mito no tiene aún vigencia". También señaló que lo notable de la leyenda de Medea es que a pesar de lo terrible de su crimen es un personaje trágico y genera empatía con el público.  


  • Periodistas: Ileana Carrizo
  • Fotógrafos: Pablo Correa