18 de Junio 2018

Informamos a los usuarios que la Universidad está trabajando en la certificación de protocolos de seguridad web.
Durante dicho proceso, es posible experimentar dificultades en la navegación de subdominios como las páginas web de nuestras Facultades.

Noticias

07/12/2017

Estudiantes de Nuestra Universidad al Mundial de Programación 2018

Un equipo de la Facultad de Ciencias Exactas clasificó a la edición que se realizará en China dejando afuera a la UBA.


 



Hace tiempo que los equipos que se preparan para el Mundial de Programación dan que hablar. Llegando a ser campeón latinoamericano en la edición 2016, la UNR participará por cuarto año consecutivo en la máxima competición de la disciplina .

 

El equipo calificó para la cita que se dará en el primer cuatrimestre del 2018 en Beijing, y realizó una proeza al eliminar a la UBA en la instancia clasificatoria. Está conformado por Fernando Fiori, Emilio López y Margarita Capretto, coordinados por Martín Villagra y auxiliados por Pablo Zimmermann. Estos últimos fueron parte del equipo que lograra el histórico puesto en Tailandia.

 

La primera instancia de clasificación fue el Torneo Argentino de Programación, en el que se seleccionan los mejores cuatro equipos de cada universidad, y que paradójicamente, casi quedan fuera de los elegidos. La competencia tiene una duración de cinco horas, y hasta la cuarta no estaban dentro del lote de los que irían al Regional que decidiría quién tenía pasaje a China para el próximo año. Pero al final repuntaron y quedaron segundos de la Universidad.

 

“Es un equipo que ya tiene su recorrido, hace cuatro años que compiten y se preparan, por ende poseen experiencia en este tipo de instancia. Pero dos de los chicos venían de viaje y casi no habían entrenado previamente para el Torneo. Ahí es donde demostraron que verdaderamente hay potencial.”, declaró Zimmermann

 

Lo más alto que este equipo había llegado en participaciones anteriores fue al Regional, instancia previa al Mundial, en donde compiten varios equipos de países latinoaméricanos, pero nunca habían podido superar este filtro. “Entre el Nacional y el Regional entrenamos mucho, pasamos varios días juntos realizando problemas y simulando la competencia. Fue un esfuerzo que valió totalmente la pena.”, recordó Emilio López.

 

La UBA suele ser todos los años una fija para ir al Mundial de Programación, del que sólo quedó afuera en dos oportunidades desde 1997. Así también es el caso de la Universidad Nacional de Córdoba que tiene una gran estructura armada de entrenamiento y es otro histórico de la competencia.

 

“Antes de arrancar estaba muy nerviosa, pero luego al correr el tiempo se me empezó a pasar. Es cuestión de que arranque para que te metas de lleno en los problemas y no pienses en otras cosas.”, graficó Margarita Capretto.

 

En el Regional clasifican los tres primeros para el Mundial, y la UNR se coló tercera, dejando fuera del podio a la UBA en un tenso final. “Comenzamos muy bien, y luego tuvimos un par de momentos de crisis. Metimos tres problemas rápido, después estuvimos una hora y media sin poder resolver ninguno, y después de golpe salieron dos. Veníamos primero, pero luego nos pasó la UBA, y los volvimos a superar. En la última hora se congelan las pantallas y no se actualizan las puntuaciones. Para ese entonces la UBA otra vez nos había sacado ventaja.”, relató Fiori.

 

Ese momento se denomina la “hora de silencio”, y la UBA había resuelto seis problemas y la UNR tenían cinco. Pero no era el único equipo con esa puntuación, ya que había varios que estaban empatados. Córdoba y un equipo de Perú ya tenían mucha ventaja, entonces estaban conscientes de que la pelea era por el tercer puesto. “Sabíamos que se definía todo en la última hora, y no queríamos que los nervios nos pasen factura.”, recalcó López.

 

“Era la última vez que podíamos participar y veíamos que el panorama era complicado. Sabíamos que no era fácil la calificación y nuestro principal rival era la UBA. Pero creo que al final hicimos un buen papel y nos salieron las cosas como esperábamos.”, recordó Capretto.

 

Martín Villagra, que estaba en otra habitación, sólo podía ver los resultados en una pantalla sin saber nada de sus dirigidos. “Yo les tenía mucha fé, pero cuando vi que por una hora y media no habían avanzado, me asusté. Por suerte después pudieron seguir resolviendo problemas. ”, comentó.

 

Cuándo el equipo se enteró que habían clasificado, al principio no lo creyeron porque en sus participaciones anteriores eran los de la UBA quienes ganaban. “Los chicos ya venían compitiendo y la UBA renovaba equipo, así que sabíamos que esa era la principal ventaja. Y por eso, había que apuntar en esa dirección para clasificar. Pudieron lograr la clasificación de manera agónica, haciéndole honor a nuestro estilo.”, reflexionó Zimmermann.

 

Esta es la cuarta vez que este mismo equipo participaba en el Regional. El primer año al no tener mucha idea de cómo era la competición, no obtuvieron un buen resultado. En las otras dos ediciones, si bien mejoraron, no habían llegado a las metas propuestas. “Había que esperar los resultados, porque no se saben al instante. Habíamos escuchado que la UBA no había podido sumar pero no queríamos llevarnos una desilusión así que aguardamos para alegrarnos. Pero cuando se confirmó la noticia fue una gran satisfacción porque habíamos logrado el objetivo”, relató Capretto.

 

Luego de esta victoria, que tuvo a todos los participantes y coordinadores con el corazón en la boca hasta el último segundo, comienza la etapa de pensar de lleno en el evento más importante. “El Mundial en 2018 se desarrolla en Beijing, y gracias al apoyo de la Universidad, podemos seguir participando. A fin de enero los chicos van a ir a un entrenamiento intensivo en Brasil, como hicimos en su momento con nuestro equipo, para seguir perfeccionándose y llegar de la mejor manera. Sabemos que hay equipos difíciles pero creo que los chicos pueden hacer un muy buen papel.”, concluyó Martín Villagra.


  • Periodistas: Gonzalo J. García
  • Fotógrafos: Camila Casero