16 de Septiembre 2021

Plataforma Ambiental UNR

GRUPO 06: Abundancia y diversidad de aves

Proyecto Monitoreo de la recuperación del humedal del Delta Superior del río Paraná luego de los incendios 2020. Abundancia y diversidad de aves

Introducción: 

Las aves son animales vertebrados generalmente adaptados al vuelo, aunque muchas también pueden correr, saltar, nadar y bucear. Son los vertebrados de mayor facilidad de observación, los cuales se encuentran en todo el mundo y en todos los hábitats, tanto en el cielo, como en ambientes dulceacuícolas y marinos, desiertos, selvas y pastizales. Las aves dependen de un rango de hábitats diversos y las amenazas que enfrentan varían en la misma medida. 

Constituyen el grupo de vertebrados más diversos del Delta del río Paraná ya que en esta región convergen especies de diferentes lugares (Biasatti et al. 2016). Por un lado tenemos las especies amazónicas como el arañero silbador (Myiothlypis leucoblephara) y la mosqueta carasucia (Phylloscartes ventralis), por otro, especies típicas de la región pampeana como el curutié pardo (Limnoctites sulphuriferus) y el inambú campestre (Nothura maculosa). Como así también especies chaqueñas como el carpintero del cardón y el carpinterito barrado (Melanerpes cactorum y Picumnus cirratus, respectivamente), el pepitero chico (Saltatricula multicolor) y el titiriji ojo dorado (Hemitriccus margaritaceiventer) (Biasatti et al. 2016). Esta región también representa un importante hábitat para especies migratorias, como el benteveo rayado (Myiodynastes maculatus) que visita el área del Delta en el semestre cálido (septiembre a marzo), al igual que el playerito rabadilla blanca (Calidris fuscicollis), un ave playera migratoria que anida en el hemisferio norte.

Se encuentran registradas aquí unas 260 especies de aves no paseriformes (Kandus y Quintana 2016), muchas de las cuales están clasificadas como amenazadas en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) como ser el  capuchino pecho blanco (Sporophila palustris). 

Objetivos: 

En esta prueba piloto, se realizará una primera aproximación de la diversidad, la riqueza y la abundancia de aves a través de muestreos comparativos en las zonas quemadas y no quemadas. Se espera obtener diferentes índices de diversidad para luego compararlos a lo largo de las fechas de los censos. 

Metodología

En cada sitio pre identificado a partir de imágenes satelitales (septiembre de 2020) como “sitio quemado” y “sitio no quemado” se ubicará una transecta de 2 km con 10 puntos de conteo. Cada punto estará separado del siguiente por una distancia de 200 metros. En cada uno de ellos se identificarán y registrarán todas las aves vistas y escuchadas en un radio fijo de 50 metros durante un período de 10 minutos (Ralph et al. 1996; Bibby et al. 2000). Los conteos se realizarán durante las primeras cuatro horas después del amanecer y el orden en que los puntos y las zonas serán muestreadas será alternada en cada campaña, para evitar los posibles efectos de la hora del día (Verner y Milne 1989). No se realizarán conteos en condiciones climáticas adversas de lluvia y viento fuerte (Ralph et al. 1996). Se realizarán dos muestreos por estación (primavera-verano-otoño-invierno).


Integrantes

Integrantes: Julia Gastaudo; Caterina Barisón; Jorgelina Asmus; Agustín Duarte.

Espacios/Instituciones/Unidades Académicas: Facultad de Ciencias Agrarias (UNR)

Contacto

E-mail

juliagastaudo@gmail.com

catebarison@gmail.com